Ventajas de jubilarte con la Ley IMSS 1973

Ventajas de jubilarte con la Ley IMSS 1973

Sí eliges la Ley de 1973, los requisitos para obtener una pensión por Cesantía en Edad Avanzada son: haber cotizado en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) un mínimo de 500 semanas, edad entre 60 y 64 años y contar con trabajo remunerado, al cual tendrá que renunciar.

 

Para pensionarse por Vejez, el mínimo de semanas requeridas es de 500 y la edad de 65 años o más.

 

Una vez cubiertos los requisitos y autorizada la pensión, corresponde al IMSS calcularla de acuerdo con el salario promedio que el trabajador ganó en los últimos cinco años, anteriores a la edad al momento del retiro, y pagarla durante el tiempo que le quede de vida.

 

Además de recibir la pensión que le corresponde de acuerdo con el cálculo que realiza el Seguro Social, tiene derecho a disponer en una sola exhibición de los recursos de retiro y vivienda 92.

 

De acuerdo con la Ley del Seguro Social 1997, los recursos correspondientes al Nuevo Sistema de Pensiones (los que están en su Afore) se canalizarán al Gobierno Federal para que el IMSS pague su pensión.

 

Por otro lado, bajo esa Ley, los afiliados que no registren una densidad mínima de contribuciones de 25% (equivalente a 500 semanas) pierden su derecho a una pensión y todas sus contribuciones al sistema.

Escribir comentario

Comentarios: 0

www.dalesaasesores.com

contacto@dalesaasesores.com

Monterrey, Nuevo León, Mex.

Asesores en Temas de:

¿Necesitas Asesoría?

Déjanos tus datos y te contactamos

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.